Terroristas del vacío | Documento N° 3 Comisión Asuntos Internacionales CEM
Ideas (textos)
Terroristas del vacío | Documento N° 3 Comisión Asuntos Internacionales CEM

Autor: Felipe Quelhot.

Terroristas del vacío

Desde los atentados del 11 de septiembre, el mundo ha presenciado el actuar del terrorismo a nivel global. Una hipótesis clásica explicaría la causa de aquellos acontecimientos señalando de que estamos en presencia de un “choque de civilizaciones” entre el Islam y Occidente, lo cual determinaría el origen del conflicto social en el mundo contemporáneo[1]. ¿Pero cómo se podrían explicar cuando nos enfrentamos a atentados que no son cometidos por individuos que se autodenominan religiosos, o que no abanderan ningún ideal colectivo?

Los atentados en Niza (2016) y más recientemente en Christchurch (2019)[2], representan explosiones de violencia que no tienen ningún vínculo con la histórica confrontación entre Cristianismo e Islam, o con algún movimiento político independentista. Más bien, son manifestaciones de algo que se encuentra al acecho y en las sombras de la humanidad, de un “aire viciado”; de algo que no está funcionado bien en el hombre…

Para resolver este enigma, propongo aquí la siguiente explicación: el nihilismo, el cual representa una verdadera amenaza para la seguridad internacional. Los terroristas de esta época pueden adoptar cualquier consigna: el fervor religioso, la pureza étnica o la integridad nacional; pero todas son un maquillaje y una fantasía: mitos de una ideología carente de toda posibilidad real y concreta. No hay una verdadera perspectiva política en ellos, un futuro revolucionario brillante o paraíso redentor al que la violencia los conduzca. No son miembros de organizaciones, ni siquiera “héroes” que emulen acciones de líderes a quienes admiran. Es un terrorismo que no tiene soportes institucionales, ideológicos o tribales.

Este es un terrorismo nihilista. Esta nueva forma de terrorismo cree que las condiciones de existencia actuales son tan malas que deberían ser destruidas. Piensa que la violencia ya no es un medio sino un fin.

La causa de todo esto: la globalización ha excluido y desposeído a millones, los Estados-Nación han perdido control y las sociedades se desgarran en polarización creciente. No hay orden divino, ni potencias globales con capacidad o voluntad de establecer un orden, ni teoría económica prometedora o revoluciones que transformen el sistema.

Esta violencia nihilista es básicamente una espantosa y endémica respuesta a la angustia existencial que experimenta hoy el ser humano.

Frente a un panorama semejante, es primordial que se replanteen los principios y valores que dirigen actualmente a las sociedades. Es ahí donde el Humanismo Cristiano tiene una gran oportunidad para promover el renacimiento de la cultura y el valor por la vida como aspiración del hombre contemporáneo. Porque, tal como señaló Nietzsche, “actualmente la visión del hombre cansa,  ¿qué es hoy el nihilismo si no es eso?… Estamos cansados del hombre…[3]

 

Felipe Quilhot

Comisión de Asuntos Internacionales

[1] Huntington, S. (2020). El Choque de las Civilizaciones. Madrid: Alianza Editorial.

[2] El País, 17/03/2019 https://elpais.com/internacional/2019/03/15/actualidad/1552616642_719105.html

[3] Nietzsche, F. (2017). La Genealogía de la Moral. Madrid: Alianza Editorial.

DESCARGAR DOCUMENTO 

 

prev
next