Opiniones
OPINIÓN: Una gran oportunidad.

Autor: Zarko Luksic, Medio: La Tercera.

Es un hecho cierto que en Chile y en el mundo estamos enfrentados a nuevos desafíos en la esfera del trabajo. El antiguo modelo de relaciones laborales conocido como “Fordeano”, en alusión al creador de los famosos autos, está en franca retirada, fenómenos como la automatización y el desarrollo de actividades productivas asociadas a ciclos de temporadas, entre ellos, el turismo, la pesca, la agricultura y el comercio, nos obligan a pensar en relaciones laborales más creativas y adaptables si queremos crear más y mejores empleos.

El proyecto de ley del Ministerio del Trabajo y Previsión Social recientemente enviado por el ejecutivo al Congreso Nacional, va en la línea correcta de enfrentar estos nuevos desafíos. Entre sus puntos principales destaco, que se permita acordar entre las partes contratar jornadas de trabajo adecuadas a las necesidades del trabajador y trabajadora con su familia, adaptando las jornadas laborales; también posibilita mensualizar la jornada laboral en 180 horas y trabajando cuatro días a la semana, estas propuestas son una buena respuesta al fenómeno de la estacionalidad de las actividades productivas, concentrando el trabajo en ciertas épocas del año y disminuyéndolo en otras, sin afectar sus remuneraciones.

El proyecto innova, al plantear por primera vez, la posibilidad de “canjear” horas extras por más días de vacaciones o incluso permitir al trabajador y trabajadora que lo desee disminuir su tiempo de colación con el objeto de salir antes de su lugar de trabajo.

Por otra parte, reiterados estudios de opinión publica nos indican el valor predominante que tenemos chilenos y chilenas por nuestras familias, la conciliación del trabajo y la familia que se destaca en el proyecto, permitirá que los trabajadores puedan acompañar a los suyos durante las épocas de vacaciones -sin afectar su feriado anual- y durante este tiempo trabajar a distancia o rebajar su jornada, aprovechando, de esta manera, las múltiples oportunidades que ofrece las tecnologías para efectuar actividades laborales fuera del establecimiento de la empresa.

Asimismo, se avanza en otras materias relativas a inclusión laboral, permitiendo a las empresas mayores facilidades para contratar personas con discapacidades o asignatarias de pensión de invalidez, en este sentido, se fomenta a través del otorgamiento de becas de estudios que estas personas puedan prepararse debidamente, permitiéndoles que su entrada al mundo laboral sea más expedita y menos traumática.

Soy un convencido que este proyecto de ley que se envía al Congreso Nacional es una gran oportunidad, en una economía cambiante, para generar un amplio debate sobre el futuro de nuestras relaciones laborales, y los desafíos que significará el impacto de estas en nuestro ámbito familiar y personal; por eso, que más allá de consideraciones partidarias y corporativas, debe ser estudiado en su mérito por los parlamentarios con una mirada que esté por sobre las trincheras de cualquier grupo que se sienta amenazado.

VER LINK LA TERCERA. 

prev
next