Opiniones
OPINIÓN: Carta de hija de Edgardo Boeninger.

A 10 años de la muerte de Edgardo Boeninger, compartimos carta escrita por su hija y publicada en El Mercurio en el año 2018:

Jueves 13 de septiembre de 2018

Señor Director:

Hoy, 13 de septiembre, se cumplen nueve años de la partida de Edgardo Boeninger, mi padre. Es un momento especial en Chile, por la coyuntura, porque se cumplieron 45 años del golpe, porque se cumplen 30 años del plebiscito del No, en el que, como bien dijo Jorge Burgos hace unos días, Boeninger vislumbró la posibilidad de dar la batalla del plebiscito de 1988 como una victoria de los demócratas. Así fue.

Quiero recordarlo especialmente por sus cualidades humanas, que tienen directa relación con su contribución política. Era un hombre de una humanidad inmensa -cualidad absolutamente normal en un médico, por ejemplo; no siempre en un político-, sabía escuchar, era leal, sencillo, visionario, y de una resiliencia increíble.

Sin embargo, si yo tengo que definir a mi padre en una sola palabra, esa sería «diálogo»; siempre, en los peores y mejores momentos. En épocas de crisis, también en las buenas. El diálogo sobre la disputa.

El encuentro de distintos que pudieron converger por el diálogo permitió la consolidación de la democracia. Diálogo. Construcción de confianza.

Decía él: «Darse gustos en política es caro», sobre celebrando un acierto, atacando a un adversario, no reditúa.

Son tantos los aportes que hizo; sin embargo, en este recuerdo elijo nuevamente quedarme con la palabra «diálogo».

Agradecida por sus enseñanzas, por ser quién fue y cómo fue.

 

prev
next